El 31 de marzo ya es una fecha histórica en la Bal D’onsella. Este día se inaugura con bombo y boato la Oficina de Dinamización Turística que contribuirá a potenciar el turismo y la economía de este valle de las Altas Cinco Villas.
Navardún, Urriés, Undués de Lerda, Bagüés, Los Pintanos, Isuerre, Lobera de Onsella y Longás, son los púeblos que forman este valle a los que hay que sumar Petilla de Aragón (que pertenece administrativamente a Navarra) y Sos del Rey Católico, municipio de referencia y acceso natural al valle.

En marzo de 2011, la DPZ inauguró el centro de interpretación que, sin embargo, nunca ha llegado a abrirse de forma regular y continua. Esta oficina que abre de viernes a domingo -en horario de invierno- y de martes a domingo -en horario de verano-, también coordinará las actividades turísticas en los pueblos y las visitas guiadas que pondrán en marcha los municipios con el apoyo de la comarca. “A lo largo de la historia, Navardún ha desempeñado un papel protagonista en las relaciones entre los reinos de Aragón y Navarra. Por eso, el centro de interpretación instalado en su torreón permite hacer un viaje a la Edad Media en el que se muestran tanto la vida cotidiana de aquel momento histórico como los grandes acontecimientos de la época”, explican desde Turismo.